PASAR LARGOS PERÍODOS EN CASA

 

Frente a los hogareños están quienes se asfixian dentro del propio domicilio

La psicóloga y educadora social, Elena San Martín Suárez ha elaborado  una serie de consejos para largos períodos dentro de casa con motivo de la tan traída y llevada -y tan preocupante- pandemania del coronavirus. El confinamiento da para todo. Y, de obligado cumplimiento, para todos.

Para quienes no tienen problemas por ser hogareños y caseros y para quienes se ahogan en el minuto tres de encerramiento en el propio hogar.

Para estos segundos, para quienes se asfixian dentro del domicilio incluso pueden darse molestias psicológicas. A tal fin Elena plantea unos cuantos consejos en este prolongado periodo de confinamiento. Veamos algunas de estas recomendaciones.

 

Primero: hay que evitar a toda costa la sobreinformación. Porque, de entrada, puede generar bastante ansiedad. Tener todo el día escuchando el alcance del coronavirus en la oreja puede ser nocivo.

Segundo: entresacar lo positivo de lo negativo. Es decir: no pensar que nos han prohibido salir sino que, en razón a esta voluntad nuestra, estamos haciendo un bien al resto de la sociedad. Estamos aportando nuestro granito de arena al bien común. No siendo en realidad un granito de arena sino una heroicidad exponencial. No es exagerado ni mucho menos asegurar que gracias a que nos estamos quedando en casa al mismo tiempo estamos salvando vidas.

 

Tercero: Usar la tecnología para no perder la sensación de conexión social.

 

Cuarto: no cruzarse de brazos. No echarse a la bartola. No entregarse a la vagancia. Hay que mantenerse activo. Y no siempre dependientes de las tecnologías. Leer por ejemplo nos mantendrá tiempo fuera de las pantallas. O algunas manualidades en las que participar toda la familia.

Quinto: planificar una especie de programación diaria. Sin caer en la rutina, sino todo lo contrario: en la expectación de cada momento.

 

Sexto: ¿Qué hacer con los niños? Establecerles un horario: por ejemplo: por la mañana deberes, almorzar todos juntos, un rato de televisión (de programación infantil) y por la tarde actividades para toda la familia. Jugar con los niños es un incentivo muy gratificante.