MARTES 4 DE FEBRERO DE 2020


 

S.O.S. ÁFRICA

En España 300.000 toneladas de ropa usada son tiradas a la basura. La campaña pide "Ropa para SOS ÁFRICA". SOS ÁFRICA recoge ropa usada y zapatos con el objetivo de convertir las donaciones, entre otros destinos, en fondos para financiar su trabajo en la lucha para mejorar las condiciones de vida de cientos de niños y niñas en África.



La ropa usada hay que entenderla como una materia prima de un proceso industrial. Y damos a la ropa no deseada una segunda vida. SOS ÁFRICA quiere aplicar un modelo de actividad económica encaminado a conseguir recursos independientes, sin estar a expensas de subvenciones de organismos oficiales ni de la aportación voluntaria de socios. Y más en estos momentos de crisis en que se escuchan mensajes com "los de aquí primero" que perjudica enormemente a sus proyectos.

Se sabe que quienes forman parte de las comisiones de reparto no proceden del ámbito de la solidaridad y priman, con criterios muy cuestionables, a las agencias asistenciales más conocidas.

En todo caso, África suele ser la gran olvidada y América latina la más premiada. Se hace necesario que las pequeñas y medianas ONGs recurran a la población y se den a la búsqueda de recursos

Los donantes entienden y comprenden que parte de la ropa usada deba ser vendida para hacer frente a los gastos generados por la propia campaña, para los envíos y en apoyo de los proyectos, por ejemplo, el proyecto de los tanques de agua: un colegio puede donar el tanque, que suele llenarse con el agua de lluvia, pero, cuando es necesario, SOS ÁFRICA asume los gastos de la compra de agua cuando las lluvias se hacen de rogar.